Tics infantiles y acupuntura: a propósito de un caso

Posted by QiPoint
11
June

Se presenta el caso de un niño de 9 años, que padece tics de 5 años de evolución, junto con somniloquia y sonambulismo. El tratamiento con acupuntura resolvió las parasomnias y los tics, mejorando su autoestima y su rendimiento escolar y, con ello, su calidad de vida. Pese a que la literatura médica es escasa respecto al tratamiento con acupuntura de los tics, los autores sustentan que ésta se muestra como un tratamiento eficaz ante una patología que suele ser refractaria al tratamiento farmacológico y psicoterapéutico.

Introducción

Los tics y las parasomnias son diagnósticos pediátricos frecuentes. Desafortunadamente, suelen responder mal a la psicoterapia y al tratamiento farmacológico. El siguiente caso clínico muestra que —pese a la escasez de publicaciones al respecto, la mayoría de las cuales hacen referencia a síndromes más complejos, como el de Tourette— la acupuntura puede ser una alternativa terapéutica eficaz en este tipo de trastornos.

Caso clínico

Varón de 9 años, con tics faciales, saltos y movimientos boca-mano desde los 4 años (no cumple criterios del síndrome de Tourette1). Los síntomas son refractarios al tratamiento con risperidona y psicoterapia. Coincidiendo con el destete (9 meses) padeció terrores nocturnos hasta los 6 años. A los 7 se añaden miedos diurnos y nocturnos. Desde el año presenta parasomnias: somniloquia y sonambulismo. En el momento de la consulta tiene dificultad de concentración, pensamientos obsesivos y bajo rendimiento escolar (fig. 1). f1

Criterios de estado

  • Qi: astenia matutina.
  • Xue: piel blanca, fina y seca. Irritabilidad ante el ayuno.
  • Jinye: sensación de plenitud posprandial.
  • Shen: empático, buenas relaciones sociales y familiares. Agitado. Pensamientos obsesivos.
  • Po: falta de vitalidad diurna. Falta de disciplina.
  • Hun: sensación de flotar al inicio del sueño. Parasomnias.
  • Yi: dificultad de concentración.
  • Yin Yang: frío en la región lumbar.

Criterios de Zang Fu

  • Corazón (C): palpitaciones cuando está nervioso.
  • Riñón (R): acúfenos, caries y miedos.
  • Bazo (B)/Estómago (E): heces blandas (cuando está nervioso). Sensación ocasional de nudo en el estómago.
  • Hígado (H)/Vesícula Biliar (VB): irritabilidad e ira. Tics.

Exploración

f2

Fig. 2

Niño delgado, frágil y tímido. Lengua: roja. Forma alargada, un poco hinchada medialmente. Húmeda, con saburra blanca y fina (fig. 2). Pulsos: Shuo (rápido), Shi (lleno), Xian (tenso) en posición Guan izquierda (H-VB).

Diagnóstico Zang Fu

El diagnóstico Zang Fu se muestra esquematizado en la figura 3. f3

Tratamiento

Se realiza tratamiento quincenal, con aguja de 1 cun  0,18 mm a medio cun de profundidad, con permanencia durante 5 min de las agujas (tonificación). El tratamiento planteado a priori2,3,4 consistió en:

  • Nutrir Xue de H: H 8 Quqan.
  • Tonificar el B y eliminar Humedad: V 20 Pishu.
  • Tonificar Jing y Yang de R: V 23 Shenshu.
  • Calmar el Shen: Ren 14 Juque (doloroso a la palpación). Es el Mu de Corazón, calma el Shen y está indicado en trastornos del sueño.
  • Anclar el Hun: V 47 Hunmen y Hunshe (Casa del Hun, punto curioso a 1 cun lateral del ombligo). Ambos enraízan el Hun en el H.
  • Tonificar el Po: V 42 Pohu. Calma el Shen, estabiliza el Po y hace que la persona se centre en sí misma.

Tras 2 sesiones con los puntos mencionados, la respuesta es parcial: desaparecen las parasomnias y mejoran los miedos. No obstante persiste la dificultad de concentración y se añaden nuevos tics (soplar los dedos y sacudir la cabeza atrás). Se modifica el tratamiento: ID 3 Houxi y DU 20 Baihui. Houxi está indicado en los tics faciales (punturado hacia MC 8 Laogong)6. Baihui hace descender Yang Qi, eliminando el Viento (puntura hacia atrás). También nutre el mar de las médulas y calma el Shen2,3,4. En pediatría, además, resulta eficaz ante el llanto incoercible en niños que echan la cabeza hacia atrás al llorar. Esta asociación prácticamente elimina los tics a las 24 h de la puntura. Además desaparecen por completo los miedos y mejora la capacidad de concentración. Se realizan 2 sesiones más (añadiendo: V 20 Pishu, H 8 Ququan y Ren 14 Juque) y se le da el alta médica. El paciente ha seguido asintomático hasta la actualidad: 12 meses.

Discusión

Vista la evolución clínica, la asociación de ID 3 Houxi y DU 20 Baihui parece ser la clave del éxito terapéutico, ya que resuelve tics y miedos, a diferencia del primer tratamiento (basado, exclusivamente, en el diagnóstico de Zang Fu3). Analizando el caso desde otra perspectiva, podríamos interpretar que la sintomatología de este paciente se debe a una plenitud de Du Mai (alteraciones del sueño, irritabilidad, ira y tics) generada por una deficiencia previa de Ren Mai y Po en un contexto de deficiencia de Jing (recordemos que la deficiencia de Jing favorece la aparición de tics5). Se ha postulado que el Po de la madre nutre al Po del feto3. En este caso es sugestivo que los terrores nocturnos aparezcan con el destete (que implica una merma del contacto materno) y que los tics surjan tras el nacimiento de su hermano (fig. 1). Sabemos que hay un equilibrio dinámico (Yin-Yang) entre las energías de Ren Mai y Du Mai. A su vez, Po y Hun establecen asimismo una relación Yin-Yang. Dada la íntima relación que parece existir entre Hun y Du Mai9, es razonable conjeturar que la deficiencia conjunta de Ren Mai y Po, agudizada tras el destete y ante la “competencia” por el cariño materno con el nacimiento de un hermano, sea la que exacerbe, indirectamente, la plenitud de Du Mai y Hun en nuestro paciente. Los falsos mitos establecidos (como la gran dificultad que supone punturar a los niños), junto a la escasez de pediatras formados en acupuntura, contribuyen a que su uso esté poco extendido en Occidente. Los autores queremos resaltar que la acupuntura pediátrica es una opción terapéutica eficaz, y consideramos que un abordaje terapéutico integrativo Oriente-Occidente, tanto desde el punto de vista diagnóstico como terapéutico, sería de gran beneficio para el paciente pediátrico.

Agradecimientos

Los autores agradecen a la Dra. Cristina Bárzano su colaboración.

Referencias bibliográficas

  1. American Psychiatric Association. DSM-IV-TR: Breviario: Criterios diagnósticos. Barcelona: Masson; 2003.
  2. Maciocia G. La psique en la Medicina China. Barcelona: Elsevier; 2011.
  3. Deadman P. A Manual of Acupuncture. East Sussex, England: Journal of Chinese Medicine Publications; 2007.
  4. Focks C. Atlas de Acupuntura. Barcelona: Elsevier; 2009.
  5. Wu L, Li H, Kang L. 156 cases of Gilles de la Tourette’s syndrome treated by acupuncture. J Tradit Chin Med. 1996;16:211-3.
  6. Sionneau P. Acupuncture: les points essentiel. Paris: Guy Trédaniel Editeur; 2000.
  7. Loo M. Pediatric Acupuncture. London: Churchill Livingstone; 2005.
  8. Soulie de Morant G. Chinese Acupuncture. Brookline, Massachusetts: Paradigm Publications; 1994.
  9. Martorell Sabater C. Du Mai et le point chang jiang. Revue Française d’Acupuncture. 2005;124:68.

M. E. Martínez García y C. Martorell Sabater. Revista Internacional de Acupuntura. Volume 6, Issue 4, October-December 2012, Pages 162-165 Licencia de Creative Commons QiPoint by Esther Martínez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 4.0 Internacional License

Comments are closed.

  • Contacto

    La Dra. Esther Martínez atiende a sus pacientes en:

    PEDIATRAS ASOCIADOS
    Dirección: Av. Santa Cruz, 647, Miraflores. Lima
    Citas: (+51) 4418333
    Email: esther@qipoint.net
    Website: www.qipoint.net

  • Suscríbete a nuestra newsletter

    * campos obligatorios
CLOSE
CLOSE