Nutrición en invierno: “la sal de la vida”

Posted by QiPoint
5
August

El invierno es la estación más fría, caracterizada por la energía Yin y pertenece al movimiento Agua. El Yin es lo frío, lo húmedo, lo interior y poco dinámico. Durante el invierno la naturaleza descansa, algunos animales hibernan, los árboles están marchitos… pero las semillas se ablandan en la tierra preparándose para brotar en primavera. Del mismo modo el Yin Qi se reúne y esconde en las capas más profundas, lo que hace que nuestro cuerpo sea más susceptible al frío, como, por ejemplo, las infecciones víricas. Por lo tanto, el invierno es una estación orientada hacia el interior, momento ideal para cultivar la mente, la meditación y el descanso… “calor interno para compensar el frío externo”, que nos ayude a recargar las pilas para diseñar los nuevos proyectos de la primavera. El frío externo puede dañar al Yang de nuestro organismo, por lo que la Medicina China nos aconseja nutrir el Yin en invierno y proteger el Yang del frío, manteniendo el equilibrio entre ambos, que nos permitan generar el Yang primaveral del año entrante. Nutrir el Yin y mantener el Yang serían los objetivos de la estación fría. Para ello debemos:

  • Dormir temprano (nutre el Yang) y levantarse un poco más tarde que en verano (protege el Yin y la Esencia)
  • Evitar el frío: abrigarse adecuadamente y mantener cálidas las estancias de la casa, ya que el frío daña al Yang
  • Llevar una dieta rica en alimentos tibios y neutros, algo de caliente (sin exceso), reduciendo los alimentos frescos    y evitando los fríos. Por otro lado, un toque de alimentos ácidos (que nutren a la madera de cara a la primavera recogiendo la energía hacia adentro) y dulces nos permitirán mover y nutrir el Qi y la Sangre.
  • Mantener siempre caliente la zona lumbar

Los órganos que resuenan en el movimiento Agua son el Riñón y la Vejiga, y la emoción relacionada, el Miedo. Un Riñón equilibrado nos permite afrontar los retos y llevar a cabo nuestros ideales sin miedo. En cambio, si el movimiento Agua está en desequilibrio, la persona se caracteriza por ser miedosa, con poca fuerza de voluntad, insegura, prudente en exceso, indecisa y con falta de compromiso. Vivir con miedo o recibir un susto excesivo puede dañar, a su vez, a los Riñones, es por eso que, la Medicina China recomienda proteger a los niños de recibir sustos. El sabor asociado al Riñón es el salado; la sal en su justa medida (una cucharilla rasa al día) y cocinada, tonifica al movimiento Agua (Riñón-Vejiga). Tiene una naturaleza Yin, moviendo la energía hacia dentro y abajo, beneficiando a los huesos. Un exceso de sal estimula demasiado a los Riñones dañándolos, debilita los huesos, la Sangre y el Corazón. Los alimentos del mar, como pescados, mariscos y algas, y los de color negro tienen afinidad por el Riñón y la Vejiga, nutren el Jing y la Sangre: sésamo negro, tinta de sepia, soja negra, miso, algas, dátiles, uva negra o ciruelas. Elige alimentos frescos, locales y de temporada, te proporcionarán un valor nutricional mucho mayor.

CÓMO COCINAR

En invierno, la fruta, las ensaladas, los alimentos crudos o poco cocinados pierden protagonismo. Se recomiendan los caldos, los purés y los vegetales cocidos (sobre todo raíces y tubérculos). Las cocciones largas y los potajes son opciones estupendas para preservar el calor de nuestro organismo. Los tipos de cocción más aconsejables durante el invierno son: fritos, estofados, guisos, horneados, olla a presión y parrilla. Si te apasiona la fruta puedes rebajar su energía fría haciendo con ella compotas o bien realizando tartas de frutas, donde estas queden cocidas.

LAS BEBIDAS

Caldos: de hinojo o de pollo, carne/huesos o pescado para acompañar nuestras comidas. Infusiones tibias/calientes como café, té negro, jengibre, yogi o canela. Tomar agua a temperatura ambiente. Cerveza o vino ocasional.

ALIMENTOS QUE FORTALECEN AL RIÑÓN Y AL YANG DE BAZO

  • Salados-neutros/tibios/calientes: gambas, mejillones, cangrejo, calamar, pulpo, ostras, sardina, salmón, pescado  blanco, huevo, pato, cerdo, jamón, alga nori, castañas, ajo, mijo, cebada.
  • Dulces-tibios/calientes: arroz, avena, trigo, ajo, cebolla, puerro, hinojo, coco, piñones, nueces, castañas, aceite de soja, pollo, anguila, gambas, anchoas, leche de cabra, mantequillas, melocotón, lichi, cereza, piña y dátiles. Aderezos: canela en rama, romero, espino blanco, anís estrellado, orégano, perejil, albahaca o basilico, vino, melaza, ginseng.

En invierno te puedes permitir el lujo de sazonar o especiar un poco las comidas con clavo, curry, jengibre, chile, anís o sésamo negro.

ALIMENTOS CÁLIDOS QUE NUTREN EL QI, EL YANG Y LA SANGRE

Cordero, caza, ternera, pollo, pato, salmón, legumbres, uvas, el vino tinto, dátiles, higos secos, pasas, miel, , col, tubérculos (patata, camote o boniato, yuca) y raíces (remolacha, zanahoria, apio, chirivía, nabo)… que son la parte de almacenamiento de la planta.

EVITAR

Los alimentos frescos o fríos como los vegetales crudos o la fruta en exceso, los jugos de frutas, las bebidas heladas o los alimentos congelados. El yogurt se debería tomar ocasionalmente.

Esther Martínez, MD, Pediatra, LAc

Licencia de Creative Commons QiPoint by Esther Martínez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Comments are closed.

  • Contacto

    La Dra. Esther Martínez atiende a sus pacientes en:

    PEDIATRAS ASOCIADOS
    Dirección: Av. Santa Cruz, 647, Miraflores. Lima
    Citas: (+51) 4418333
    Email: esther@qipoint.net
    Website: www.qipoint.net

  • Suscríbete a nuestra newsletter

    * campos obligatorios
CLOSE
CLOSE